ACUEDUCTO

ACUEDUCTO 1.jpg

1/6

El acueducto se construyó entre 1830-32 con un doble propósito: por un lado separar el agua de uso industrial del urbano, y por otro  asegurar la calidad de la misma y evitar su contaminación denunciada en sesión municipal de 8 de julio de 1825.

Los pilares están hechos en sillería de roca arenisca y soportan un forjado de vigas metálicas y bovedillas. Los muros laterales de la acequia estaban integrados por grandes bloques de roca calcárea.

 

La infraestructura ha sido transformada en un puente con barandillas de barras de hierros y pasamano de acero.

La estructura a pesar de las crecidas del rio subsiste en la actualidad. En la sillería de la parte inferior de los pilares se han tenido que realizar obras para corregir los desgastes.

 

En 1937 el Ayuntamiento aborda el problema de los desperfectos detectados en el acueducto de la fuente del Molinar pues sufría elevadas pérdidas de agua por filtración y presenta riesgo de caída de basuras, excrementos, además de ser peligroso por  una posible adulteración de las aguas. Las autoridades  acuerdan realizar: la reconstrucción de la bovedilla, del piso o solera, recalzar las paredes y cubrir el hueco que existía. Los gastos se cargaron por partes proporcionales a los copropietarios de las aguas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. 

Acueducto