TELAR AUTOMÁTICO

Georgina Sebastiá Blanes           Universitat Politécnica de Valencia.

Rafael Sebastia Alcaraz,             Universidad de Alicante

 

El telar automático surge en 1895 en Estados Unidos con la marca Northrop y desde allí a los dos o tres años se introdujo en Europa.

En 1906  se entendía por telar automáticos a aquellos que cambiaban automáticamente la trama con o sin mecanismos que parasen el telar al romperse el hilo de urdimbre. El rendimiento del telar automático dependía de la buena urdimbre.

Esta modernización suponía un avance relativo pues los telares  en la fecha movían los lizos, pasaban la trama, la apretaban con el peine  arrollaban la pieza tejida, o se paraban si la trama faltaba o no llegaba la lanzadera al extremo, de forma mecánica y automáticamente.

El tejedor debía observar si se rompía el hilo de urdimbre y en tal caso reanudarlo,  reponer la canilla de trama cuando faltase ésta, o si el tejido no tenía un tramado uniforme buscar la última pasada y reponer el telar en las condiciones que tenía cuando faltó.

La incorporación del nuevo avance no supuso un cambio obligatorio de los telares existentes pues en las industrias mecánicas existentes se podían realizar los cambios oportunos que requería su automatización tal y como recogido en el  anuncio lateral.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.