EMETERIO ALBORS/BOTELA/SANUS

Fachada Este.

Fuente: RSA.

1/8

Propiedad, equipamiento y destinos del edificio

 

Este molino también ha recibido diferentes nombres: Emeterio Albors por uno de sus propietarios al igual que Botella, Sanus por una de las empresas establecidas.

Inscrito en el Registro de Hipotecas con la siguiente descripción: “Edificio de máquinas con todas sus pertenencias.. y con derecho a la mitad de la fuente del Molinar, lindante por Levante con otro edificio de los heredados de Santonja, por Poniente con el de los de D. Francisco Vitoria por mediodía con el de D. Enrique Tort, todos estos lindes camino de las partidas en medio, por Norte con edificio de D. Miguel y D. Alejandro Candela y Senda del edificio de Santonja”.

El edificio se construyó sobre 1820 y según Vidal (1988) sobre 1850. La primera actividad documentada data de 1854, e indica su funcionamiento como fábrica de paños de la sociedad Graus y Cía. En 1866 se instaló el fabricante Miguel Botella Pérez para la elaboración del papel a mano.

En 1870 aparece la siguiente descripción “edificio de máquinas hoy fábrica de papel”. Años más tarde en el registro aparece la siguiente descripción “Molino fábrica de papel… con derecho a 26 palmos que linda por la derecha con edificio de Enrique y Jaime Tort y por la izquierda con herederos de Luís Graus, por espaldas con Alejandro Candela”.

En 1883 se describe la fábrica de papel con 11 tinas con una superficie de 374,82 metros cuadrados en la parte edificada y 90,55 metros cuadrados los corrales y ensanches. En estas fechas se hallaba asegurada en la Unión Alcoyana.

Miguel Botella Pérez adquirió la finca por compra a Cristóbal Gosálbez Pérez (presbítero) y a José Pascual Gosálbez. Miguel estaba casado con Rosalía Pascual Terol y de ello tuvo los siguientes hijos: Rita, Juan, Rosalía y Ascensión.

En 1888 la finca fue adquirida por Emeterio Albors Monllor, Emilio Satorre Vitoria y Antonio Terol Gómez, que crearon la razón social “Albors, Satorre y Cía”. De esta sociedad se saldría Antonio Terol en 1892. En 1901 Emeterio (casado con Mariana Terol Gómez) compró la finca a Emilio quedando como único propietario.

Según Manuel Rico este empresario publicó: La industria papelera, Alcoy, Imp. F. Company, 1881, 4º 50 pp.

Tras fallecer Emeterio y Mariana heredará la propiedad María Satorre Albors. Sobre 1910 se instala la industria de Enrique Sanus Aura dedicada a la fabricación de regenerados de lana. En 1912 se concedió permiso para instalar en esta nave un aparato electromotor de 10 HP. Molina (2011) cita la adquisición de electromotores Allmania Svenska, Garbe Lahmeyer y Thomson. Posteriormente, en 1946 se instaló un motor a gas pobre Graham Paige de 27 HP.

Según la revista local La voz del pueblo de 1926 la empresa de Enrique Sanus Aura tenía su almacén en la calle San Francisco núm. 62.

Durante la Guerra civil la empresa fue incautada y pasó a conocerse como la colectiva Número 70: Enrique Sanus Botí. Al finalizar la Guerra Civil la empresa denuncia la pérdida de capital durante su incautación al verificarse la liquidación realizada por la asociación patronal de la industria textil y  manifiesta lo siguiente:

De verificarse la liquidación conforme a inventario de fecha 16 de septiembre de 1936, anejo a la incautación del Sindicato Rojo, se me inferiría un notorio perjuicio debido a que dicho inventario no corresponde a la realidad del verdadero valor de las existencias de mi fábrica al tiempo de la incautación, lo que puede imputarse a la serie de coacciones que huelga subrayar por ser de todos conocidas, y a la libérrima voluntad de los delegados rojos. Puedo acreditar que en 1 de junio de 1936, al hacerme cargo de la fábrica, tenía un capital de 51.526’11 ptas....”

Esta fábrica sufrió los efectos del bombardeo, por lo que en 1939 se tuvo que reparar y se procedió al traslado de maquinaria.

 


Descripción del edificio

El edificio dispuso de 4 plantas, pero dado el estado ruinoso en que se halla es difícil observar su altura. La planta era octogonal de tres vanos de anchura y seis de longitud. La primera planta por debajo del nivel de accesos está formada por bóvedas de 3 x 4 palmos, apoyando en las mismas unas bóvedas de arista de ladrillo.

Los muros se construyeron con mampostería y sillería de piedra. Los restos de la rueda hidráulica, situada en el frontón escalonado sur, todavía se pueden ver hoy día. En el interior los pilares todavía conservan las huellas ocasionadas por las correas de transmisión. También se pueden ver las bases de las tinas que confirman el aprovechamiento como edificio papelero.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. 

Sello de la empresa Enrique Sanus.

Fuente: RSA.