FRANCISCO MOLTÓ

Propiedad, equipamiento y destinos del edificio

María Moltó Gosálbez, casada con Francisco Vitoria Pastor es una de las primeras propietarias conocidas. La descripción que aparece en 1863 es la siguiente: “Edificio hidráulico para la colocación de máquinas, denominado de “Los árboles o de Vitoria”, con 27 palmos de salto aproximadamente y derecho a la mitad del agua del Molinar”.

Este edificio había agregado a otra construcción anterior, que era un molino batán. Próximo a él también había una casita de recreo. El edificio hidráulico tenía tres pisos y medio, el batán tres pisos y la casita de recreo dos. La superficie cubierta en total era de 430 metros cuadrados y 43 decímetros cuadrados. La finca disponía además de había un terreno para “enjuagar paños”.

En 1872 la descripción del molino indica la presencia de máquinas de cardar e hilar lana.

En 1878 se realizarón obras importantes. Por un lado, se señala que el salto de agua después de las obras (alcavón) disponía de 1 palmo más, en total 28 palmos valencianos, equivalentes a 6,12 m. Además aparecen descritas 6 tinas, en virtud de las reformas practicadas.

Este mismo año, 1878, a su vez, se recoge la existencia de una máquina de vapor. La propiedad, pasó a  Rosalía Pascual Larañana, esposa Francisco Moltó Valor. Tras fallecer el matrimonio heredarán sus hijos José (abogado) y Francisco (fabricante), Moltó Pascual. Ambos constituirán la sociedad mercantil, “Hijos de Francisco Moltó Valor”.

Francisco Moltó Valor (1835-1900) fue un industrial papelero y Diputado a Cortes. Llegó a ser Presidente del Consejo de administración del Monte de Piedad, Consejero del Banco de España, y Jefe del partido conservador en tiempos de Canovas del castillo. Su hijo Francisco Moltó Pascual  (Alcoy 1874- Ibi 1954) fue Alcalde de Alcoy y Diputado a Cortes por la CEDA, también desempeñó el cargo de Secretario de la Mutualidad de Levante, Textil Alcoyana y Papeleras Reunidas.

El edificio lo vendió la familia en 1918 por obligaciones contraídas con el Banco de España a Enrique y Leopoldo Llácer Belenguer. 

 

Desarrollo productivo

La renovación del equipamiento fue continua. El 2 de julio de 1901 se solicitó licencia de apertura de los tres motores de gas. En enero de 1903 se sustituyó el motor a gas, que en esta fecha era de 44 HP por otro de 95 HP.

En el año 1911 la Razón Social Hijos de Francisco Moltó Valor tenía instalados, además de los generadores de gas que le proporcionaban una potencia de 154 HP, una caldera de vapor de 27,78 metros cuadrados de superficie de caldeo, por los que pagaba una cuota anual de 80 pesetas, una de tres cuotas más elevadas del municipio.

En 1918 estaba instalado el fabricante de paños Enrique Llácer que incorporó la electricidad a su industria mediante un electromotor de 20 HP. En 1951 instaló un motor "Matacás" a gasoil de 20 HP.

En 1928 un incendio estuvo a punto de convertirse en una tragedia como recoge la prensa local: “El jueves sonaron las campanas de alarma de la torre de Santa María. Afortunadamente sólo hubo un conato de incendio en la fábrica de paños de los Sres. Hijos de D. Francisco Llácer que tiene establecida en el Molinar. El fuego fue sofocado por los mismos operarios”.

En 1936 durante la Guerra Civil la fábrica fue colectivizada y se le asignó el número 19. Previamente, como en otros casos, se realizó el oportuno inventario.

El edificio continúa en la actualidad albergando actividad industrial aunque distinta de la papelera y textil de sus orígenes.

 

 

Fotografía aérea

Fuente: Instituto Geográfico Nacional.

1/13

Descripción del edificio

Se trata de un conjunto fabril formado por una agregación de dos edificios. El más antiguo es un molino papelero que posee planta de forma similar a la del molino Tort. La bóveda inferior es la característica de 20 palmos, manteniendo su fabricación papelera hasta el inicio de siglo. Del edificio cabe llamar la atención a la diferencia entre la fachada que se observa desde Alcoy y la posterior próxima a la ladera del barranco. La primera está completamente construida con una elegante sillería, mientras que la posterior es de mampostería con refuerzos en las esquinas de sillería.

En dicho edificio existía, del cual todavía se conservan restos, un sofisticado sistema de decantación y depuración de las aguas procedentes de las empresas situadas en la parte superior del lecho del río. Esta instalación está construida con fábrica de sillar de toba calcárea y consta de nueve balsas cuadradas de 10x10x5 palmos y tres filtros de 10x5x5 palmos, yendo a parar para su almacenamiento a una balsa de 80x40x30 palmos, con una capacidad de aproximadamente un millón de litros.

Este edificio llegó a contar con un artefacto hidráulico y tres motores de gas, instalados en una sala de máquinas autónoma construida a tal efecto. En esta última construcción, situada en la parte norte del edificio, se albergaron las instalaciones de los tres motores de gas, así como los generadores de gas y las cubas de rectificado.

El segundo edificio pertenece al tipo de tres crujías y está adosado al anterior, del que toma la altura de cornisa y fijación de la distancia entre crujías. Su construcción es de sillar de piedra tosca de San Antonio. Esta nave disponía de artefacto hidráulico en la parte Norte, del que sólo quedan las erosiones que la rueda hidráulica  ha producido sobre la sillería. Los edificios de este molino sufrieron una readaptación de sus usos al ser destinados a la producción de paños a partir de la primera Guerra Mundial.

La construcción de la sala de máquinas data de 1910 y en él se instalaron hasta tres motores a gas pobre tipo Otto.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. 

Filigrana de papel

Fuente: RSA.