PRIMER AZUD

A una corta distancia del nacimiento del Molinar se encuentra el denominado Primer Azud. La función de esta infraestructura era recoger el agua tanto del manantial como la que procedía de las zonas altas de esta cuenca.

Este azud se construyó en 1840, pero su posición estratégica permite afirmar su existencia anteriormente. La infraestructura se construyó dejando un escaso desnivel respecto al nacimiento y sobre una base rocosa que la consolidara.

El objetivo de la construcción era  recoger y desviar las aguas de la fuente del Molinar  y de las procedentes de la cuenca superior  hacia los cultivos, molinos y batanes.

 

El Primer Azud está realizado con un muro de mampostería, rematado por sillería con enganches de hierro. Sobre este muro se dispondrían tablones de madera para drenar el caudal hacia la acequia lateral dispuesta en su margen derecho, aguas abajo.

Al principio de la acequia se disponía una reja, rall, que todavía se conserva de hierro forjado con el propósito de evitar que el agua arrastrara restos que pudieran obstruirla o perjudicar  las ruedas y turbinas hidráulicas.

La acequia a partir de la reja estaba cubierta mediante grandes losas, con el objetivo de evitar la incorporación de diferentes tipos de resto. La cubierta también servía para crear un camino más amplio para acceder al azud.

Al pie del azud las crecidas del río creaban un malecón muy apreciado para bañarse por la población alcoyana. En este punto se encontraban las aguas más limpias.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.