EL PROCESO TEXTIL

1. La materia prima

 

1.1. Lana en bruto

El tamaño de las fibras de lana viene indicado por su diámetro y su longitud. El diámetro de las lanas más finas puede llegar hasta los 0’02 mm y el de las bastas se sitúa entre 0’045 a 0’07 mm.

La longitud de la lana merina no suele superar los 10 cm. Las lanas entrefinas manchegas están alrededor de 15 cm y las lanas laxos superan los 20 cm. Las lanas inferiores a 6 cm se hilan directamente sin pasar por la operación de peinado.

Sorteo

Operación por la que un trabajador especializado separa la lana según su procedencia de la oveja, espalda, lomo, flancos, vientre.

1.2. Regenerado

La lana también puede proceder de tejidos, que previamente deben desfibrarse con la deshilachadora o “diable”. Las fibras obtenidas se incorporan directamente al proceso textil. Antiguamente también se podía obtener la lana de los fragmentos de la piel de los animales sacrificados, en cuyo caso se sumergía la piel en depósitos de ácido sulfúrico o clorhídrico que eliminaba la carne y dejaba el pelo.

2. Lavaje

La lana clasificada es lavada en un leviatán o máquina compuesta de varias tinas llenas de agua caliente con jabón y carbonato de potasa o sosa. El proceso que continua es diferente según se trate de producir hilos de estambre o lana cardada. 

Fig. 1. Sorteo de la lana.

Fig. 2. Paquetes de trapos para regenerar.

Fig 3. Lavadero de lana.

3. Hilatura

 

3.1. Hilados de Estambre

Cardaje

La lana lavada se pasa a la carda compuesta por dos o tres cilindros, de 100 a 150 cm de diámetro, alrededor de los cuales giran varios pares cilindros pequeños. Algunos disponen de cintas con púas de acero que se mueven a diferentes velocidades. Las distintas velocidades y giros dividen los mechones convirtiéndolos en mechas o cinta homogénea y regular.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Peinaje

La lana cardada pasa a unas máquinas compuestas por cilindros que al girar a distintas velocidades estiran la mecha produciendo el deslizamiento y la paralelización de las fibras con el consiguiente adelga-zamiento de las mechas introducidas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hilado

Las mechas adelgazadas pasan otras máquinas con la finalidad de adelgazarlas de forma uniforme evitando desigualdades en el grueso de los hilos. En estas máquinas el hilo es doblado y torcido. La mecha transformada en hilos se recoge en husos. Las mechas tienen un peso que varía entre 100 y 1000 gramos por 1000 m. Los movimientos de la máquina de rotación le dan al hilo consistencia.

 

 

3.2. Hilados  de lana cardada

Cardaje

Busca conseguir que la lana lavada se transforme en una mecha regular de grueso superior al hilo que se desea producir. El proceso se desarrolla por tres cardas.

Hilado

Las máquinas que manipulan la mecha son iguales a las anteriores de hilado pero la someten en la transformación en hilo a una menor torsión según el destino al que se dedique el hilo. 

 

El hilo que entregan las máquinas de hilar llega al mercado en tubos numerados. Estos tubos se disponen en la máquina urdidora según lo indicado, y se procede a conformar el plegador de hilos de urdimbre.
Según las necesidades la urdimbre puede pasar directamente al telar o a la encoladora.

 

5. Encolaje

Consiste en someter la urdimbre a un baño de cola para que el hilo adquiera consistencia y elasticidad y resista sin romperse el proceso de tejido.

 

6. Remetido de los hilos

Consiste en el proceso de introducir los hilos, uno a uno, por las baguillas que están sujetas por unos travesaños colocados en los “Lizos” formándose el entrelazado de los hilos.

 

7. Tejido

Se suspenden los lizos en el telar y se coloca el plegador. Se colocan en las lanzaderas unas canillas del mismo hilo que la urdimbre o diferente según se quiera el tramado.

 

 

 

 

 

 

8. Desborrar, coser, espinzar

Consiste en el “zurcido” de las imperfecciones oca-sionadas por la rotura de los hilos. Empinzar consiste en extraer mediante pinzas especiales añadidos inde-seados en la tela

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

9. Lavado, Tinte y Acabado

9.1. Registro

Consiste en medir e inscribir la pieza para saber en todo momento en que fase del proceso está.

 

 

 

 

 

9.2. Nuevo lavaje

 

9.3. Batanaje

Tiene por objeto cerrar o unir la materia dándole consistencia, encogiéndola, ya sea por el largo, ya por el ancho.

 

 

 

 

 

 

9.4. Tinte

Se tiñe cuando se teje en blanco o en crudo.

Es mejor teñir en rama que en pieza ya que la solidez del color es mayor.

 

9.5. Secado

 

9.6. Tundido

Las tundidoras están compuestas por un cilindro y varias cuchillas. Su objetivo es cortar e igualar el pelo. Esta operación requiere máxima precaución, siendo estas máquinas las más delicadas del apresto.

 

9.7. Acabado o planchado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

9.8. Manipulación final

Fig. 4. Carda. Fuente: Textil Alcoyana.

Fig. 5. Sección de peinado.

Fig. 6. Selfactinas. Fuente: Textil Alcoyana.

Fig. 7. Urdidor. Fuente: RSA, 2008.

Fig. 8. Telar mecánico. Fuente: RSA. 2008.

Fig. 9. Repasadora. Cortesía de Thais.

Fig. 10. Batán.

Fig. 11. Sección de acabados y aprestos.

Fig. 12. Almacén.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.